la mafia no descansa

Reforma Electoral sin control de las finanzas privadas: Facilitando el financiamiento del narcotráfico a los candidatos.

Publicado: 2015-09-17

Profecía autocumplida: la mayoría de partidos políticos que tienen representación en el congreso de la república no quieren que haya transparencia ni control de finanzas (dinero) de las fuentes privadas. Eso es una tesis que sostuve en la "Cruzada contra los Narcopolíticos" en la campaña electoral municipal y regional de octubre del 2014: los partidos políticos no van aceptar que haya transparencia y mecanismos de control del financiamiento privado, pues el estatal no existe. 

Así que, cuando se discuta como impedir la infiltración del dinero de narcotráfico en la política, iban a optar por mantener el "statu quo": que no exista controles al dinero que proviene de fuentes privadas. O, mejor dicho, que no se conozca las fuentes de financiamiento privados. Y si no se controla el financiamiento privado que, dicho sea de paso, es el más importante en las campañas políticas electorales, no podremos saber que empresarios o grupo de empresarios apoyaron a tal o cual partido. A tal o cual candidato.

¿Porque la mayoría de partidos no quieren que haya control de las finanzas privadas de las campañas electores? ¿Qué quieren ocultar o quieren que no se conozca? Respondiendo ambas preguntas, y pensando sanamente, debe ser porque no quieren que sepamos quienes son sus financistas. No quieren que se controle el financiamiento privado. Eso de por si, impide que se controle de donde proviene el dinero de los financistas.

¿Y, porque no quieren que se conozca a los financistas si aportar con dinero al partido y candidato(a) de sus simpatías no es un delito sino más bien una acción legitima? ¿O, a la inversa, porque los financistas no quieren que sepamos sus nombres y a que candidato o candidatos apoyo? Evidentemente  es inexplicable y sospechoso.

Entonces, ¿cuál es la razón que subyace a la negativa de transparencia y control de los finanzas privadas? La razón que subyace a la negativa de control del financiamiento privado de los partidos es que, en primer lugar, conoceríamos que empresarios financio a uno u otro candidato(a) y, de otro, y esto es lo principal, que se podría identificar dinero procedente del narcotráfico o sospechoso de serlo. No otra explicación.

Henos aquí hay que ser claros: desde 1980 el narcotráfico -con raras excepciones- es una de las principales fuentes de financiamiento de las campañas electorales de los partidos que han gobernado el Perú. Lava activos financiando a candidatos al congreso para que sean sus operadores políticos en ese poder del Estado y a candidatos a la presidencia de la república para que no luche contra este.  

Por eso, la mayoría de partidos políticos se oponen a la transparencia y control de las finanzas. Sin duda alguna, hay otro aportante, quizá el más importante, son los empresarios agrupados en los gremios empresariales. Las empresas mineras son las más interesadas en financiar campañas de candidatos que pueden postular por uno u otro partido. Lo hacen para que cuando los candidatos que apoyan sean congresistas, estos los apoyen en el congreso.

De esa manera, penetra e infiltra el Estado para que no le enfrente y busca de protección política. Y, desde el 2006 hasta el 2014, muchos narcotraficantes pasaron a ser candidatos y ganaron municipios (distritales y provinciales), gobiernos regionales y son congresistas. Obviamente, el dinero de la corrupción, de la minería ilegal y otras actividades ilícitas (tala de madera, secuestro, etc.) también financian campañas electorales.

Visto así, solo con un control eficaz de las finanzas a los partidos políticos se puede identificar los financiamientos sospechosos procedente del narcotráfico u otra actividad ilícita. ¿Cómo así? Con mecanismos de control no solo sabríamos quien y que monto aporto a cualquier candidato sino también se podría investigar si sus recursos económicos son de origen legal o ilegal. O si el financista tiene alguna investigación por enriquecimiento ilícito o lavado de activos o corrupción. O si sus ingresos justifican el monto que aporto.

Si la mayoría de partidos del congreso no incorpora el control de las finanzas privadas en la reforma electoral de la Ley de Partidos Políticos estarían dejando la puerta abierta para el financiamiento del narcotráfico a los partidos políticos y sus candidatos a la presidencia en las elecciones del próximo año. Estarían facilitando el lavado de activos narco que -en varias regiones en las últimas elecciones municipales y regionales- fue un carnaval de derroche.  

Por otro lado, los mecanismos de control de las finanzas no se deben limitar a conocer a los aportantes y el monto de dinero que aportaron. No. Paralelamente, debe implementarse un sistema nacional de monitoreo de los gastos de los partidos y candidatos (local, regional y nacional) que permita conocer los gastos reales o más cercanos a la realidad de los partidos/movimientos/candidatos y no lo que informan formalmente los partidos. 

Posteriormente, los gastos obtenidos por el sistema de monitoreo y registro de los gastos antes de y en la campaña de los partidos, movimientos y candidatos deben ser contrastados con los aportes formales recibidos por dichas organizaciones políticas nacionales, regionales y locales. El contraste entre los montos o estimaciones del sistema de monitoreo y de lo que aportaron los financistas transparentados, permitirá conocer si hubo o no infiltración de dinero ilícito 

Corolario: solo con esas dos herramientas, el control de las finanzas y el sistema de monitoreo de gastos de la campaña, se puede detectar -no del todo, porque hay empresarios narcos que son legales- e impedir la infiltración del dinero blanco del narcotráfico y de otras actividades ilícitas. En otras palabras, no se podrá investigar el lavado de activos en las campañas electorales. 

Eso es lo que quieren la mayoría de partidos políticos en el congreso: que no haya control del financiamiento privado. El financiamiento del narcotrafico es privado y, a la vez, clandestino. 


Escrito por

Jaime Antezana

Investigador.


Publicado en

Blog de Jaime Antezana

Otro sitio más de Lamula.pe